Entrevista Revista Mercados a José Guarné Buisan, administrador de Ibereco

0 Comments

“El principal problema que tiene la distribución es el escaso volumen de venta”. IBERECO

Ibereco Producciones Ecológicas, con sede social en Monzón (Huesca), y central hortofrutícola en Serós (Lérida), cuenta con una estrategia productiva y comercial muy enfocada al mercado nacional. Una decisión, que el tiempo y los resultados están demostrando como acertada. En un sector tan complicado como es el de productos perecederos y un mercado todavía poco desarrollado como el ecológico, Ibereco se ha colocado en dos años a la cabeza de las distribuidoras nacionales de productos ecológicos.
Entrevista a José Guarné Buisan, administrador único

¿Nos podría hablar un poco de los orígenes de la empresa?

Ibereco nace en 2003 por la inquietud de profesionales del sector ecológico en aunar la producción y la comercialización, y así optimizar los canales de ventas y hacer llegar el producto al cliente en condiciones optimas de calidad y precio. Su ubicación en Aragón no es casual. Para convertir este proyecto en un negocio en expansión era necesario aproximar la producción a la distribución. Por hectárea, Aragón es la tercera comunidad española en producción ecológica, con casi 100.000 has dependientes de la DGA. Nuestra producción total comercializada asciende a 2.000 t, de los cuales 600 corresponden a producción propia.

Dentro del sector hortofrutícola, ¿qué productos abarcáis?

Aunque los principales productos que comercializa Ibereco son frutas y hortalizas, con casi 100 referencias, también comercializa otros subgrupos de productos (embutidos, huevos, pastas, legumbres…) llegando a más de 400 artículos. La producción propia está centrada en fruta dulce (cereza, melocotón, ciruela, pera y manzana), melón, sandía, y algunas hortícolas, que se completan con las producciones de agricultores asociados. Actualmente comercializamos los productos frescos en varios formatos: cajas de madera o cartón que se elaboran en la central hortofrutícola de Serós (LLeida) y bandejas de cartón o mallas. Es en este segundo formato de envase donde Ibereco lleva a cabo una gran labor social al emplear a disminuidos psíquicos y físicos, en el CET El Pla, un centro dependiente de la Orden de San Juan de Dios, y ubicado en Almacellas (LLeida)

En cuanto a esta comercialización, ¿con qué cartera de clientes trabajan?

Entre ellos destacan las grandes superficies, después de que en 2004 y tras numerosos controles de calidad, conseguimos la homologación para poder comercializar al grupo Auchan (Alcampo, Sabeco,…), uno de los grupos distribuidores que más producto fresco ecológico está vendiendo y que más está apostando por esta agricultura. Hoy en día somos el mayor proveedor de productos ecológicos en todos sus centros. Además, contamos entre nuestros clientes, con dos grandes cadenas de tiendas de productos ecológicos: Ecoveritas en Cataluña y Naturasi en Madrid. Completan nuestra cartera casi un centenar de tiendas repartidas por la Península, Baleares y Canarias, a los que se les da una respuesta comercial de entrega de producto de 24 horas, siempre que esté cerca de cualquier mercado de abastos de la Península.

Al comercializar productos de terceros, los controles de calidad son esenciales, ¿con qué certificaciones y protocolos de calidad cuentan?

Ibereco pone especial hincapié en la trazabilidad de los productos, y como empresa ecológica, se rige por el Reglamento de Agricultura Ecológica recogido dentro de las directrices de la Comisión Europea (2092/91 CEE), y además, como operador rinde cuentas y refleja de modo claro su actividad ante el Comité Aragonés de Agricultura Ecológica, cuyo sello CAAE garantiza la veracidad de sus productos.

Según un estudio realizado recientemente por el MAPA, la distribución no apuesta por los productos ecológicos por varios motivos, entre los que destacan el elevado precio, la poca variedad y el abastecimiento irregular… ¿qué opina al respecto?

El principal problema que tiene la distribución de productos ecológicos frescos es el volumen de venta. Por suerte éste se está incrementando considerablemente lo que hace que empresas como Ibereco pongan los medios logísticos y humanos suficientes para que los productos tengan la suficiente rotación y no haya roturas de stock en los centros de venta. En cuanto a los precios, éstos están empezando a bajar, y lo harán bastante más a medida que se incorporen más consumidores a estos productos y el volumen de negocio haga rentable una buena distribución. No olvidemos que estamos hablando de productos ecológicos, que poseen la máxima calidad sanitaria y organoléptica y que en ocasiones otros productos que se denominan de calidad diferenciada tienen precios similares o superiores.